:)

NO FICCIÓN

Pozos de agua: las nuevas fosas clandestinas

Las cifras oficiales contabilizan más de 400 fosas clandestinas en lo que va del gobierno de AMLO; los pozos de riego aún no se incluyen en esta estadística

Published

on

El cuerpo de Mía —seudónimo que usamos para proteger su identidad— apenas se mueve dentro del tubo de concreto. Inhala. Exhala. Inhala. Exhala. Sufre de claustrofobia, pero eso no le impide descender 13 metros en un pozo de agua. La oscuridad le permite ver poco, se apoya de la tenue luz de una lámpara de mano.

Por momentos la ansiedad y el miedo se apoderan de ella. Es la imagen de Dorian, su hijo al que busca desde el 11 de octubre del 2012, lo que la impulsa a seguir.

El sitio que explora esta mujer de casi 60 años, de baja estatura, piel bronceada y cabello teñido de rubio, originalmente fue creado para regar los campos de cultivo, pero hoy en ese espacio de vida ella pretende junto con otras personas hallar a su familiar desaparecido.

Familias buscan a sus desaparecidos en pozos de agua
Los pozos de agua son ahora utilizados como fosas clandestinas. Foto: Cortesía

Las organizaciones delictivas han sofisticado sus mecanismos de ocultamiento de cadáveres y no sólo cavan en la tierra fosas, ahora ocupan espacios que son profundos y arrojan a los pozos de riego restos humanos.

De acuerdo con el último informe de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) de la Secretaría de Gobernación, entre el 1 de diciembre de 2018 y el 15 de junio de 2019 se han encontrado 207 sitios de inhumación clandestina y 426 fosas clandestinas.

Hasta mayo de este año, la CNB aún no contemplaba en su estadística a los pozos como otro de los sitios de ocultamiento de cadáveres. Su titular, Karla Quintana, menciona en entrevista que en una primera etapa sólo se mapearon las fosas que están al ras de la tierra.

“Sabemos que hay otros lugares donde ocultan cadáveres de manera clandestina como los pozos y cocinas (donde eliminan los rastros de cuerpos con ácido), pero en esta primera etapa se registraron solo fosas (en la tierra). La comisión es muy reciente y esperamos pronto atender esos sitios y registrarlos en los informes de la Comisión Nacional de Búsqueda”, indica la funcionaria.

Aunque tal parece que los pozos de agua o pozos artesianos pronto figurarán en las cifras oficiales.

De acuerdo con el semanario Proceso, el pasado 25 de julio la Fiscalía General de Puebla confirmó que en un pozo de 50 metros de profundidad se localizó el cuerpo del delegado de la Secretaría General de Gobierno en Huejotzingo, Fernando Tinoco Cervantes, además de otros cinco cuerpos. Las autoridades estatales realizan labores de búsqueda en otro pozo cercano pues creen posible que haya más cadáveres.

Fosas clandestinas México 1
Veracruz es el estado con más fosas clandestinas. La estadística oficial aún no considera los pozos de riego. Fuente: Comisión Nacional de Búsqueda (datos a junio de 2019)

De buscar en fosas a buscar en pozos

En México la cifra de desaparecidos asciende a más de 40 mil. Sus familiares se convirtieron en buscadores de “tesoros”: así llaman a los restos humanos que hallan en los cementerios clandestinos.

Mía es parte del Colectivo Madres Luna Veracruz. Como buscadora de desaparecidos, ella empezó denunciando la ausencia de Dorian. Al ver que los días transcurrían y no había respuesta de las autoridades decidió agruparse con más madres para buscar a sus hijos en fosas clandestinas. Y desde hace más de un año busca restos humanos en pozos artesianos.

Colectivo Madres Luna Veracruz
Colectivo Madres Luna Veracruz. Foto: Cortesía.

La exploración de estos sitios inició cuando llegó a sus manos una denuncia anónima escrita en un papel que tenía un croquis y la alertó que en un sitio llamado Omealca, en Córdoba, Veracruz, había restos de desaparecidos en pozos de riego.

“Los espacios pequeños me dan temor, me siento mal, no puedo estar en un lugar así. Desde el primer momento en que nosotros bajamos a un pozo estamos exponiendo nuestra vida; allí nos encontramos alacranes, murciélagos y gases”, relata Mía.

Vestidos con un traje blanco, similar al de los peritos forenses, con guantes y cubre bocas, Mía y sus compañeros entran a los pozos. Han descendido hasta 25 metros con ayuda de poleas y un arnés.

Pozos clandestinos de 25 metros de profundidad
Se han llegado a encontrar restos humanos en pozos de 50 metros de profundidad. Foto: Cortesía

En algunas ocasiones, antes de sacar restos humanos, tienen que remover piedras que llegan a pesar entre 70 y 200 kilos. Los buscadores aseguran que los criminales usan las piedras para que no se puedan sacar los cuerpos o no salgan a flote. Además echan cal para disimular el olor de los cuerpos descompuestos que se mezcla con la humedad y el agua del pozo.

Otras veces tienen que ingresar previamente en el área bombas sumergibles para sacar hasta 10 metros de agua y así poder trabajar. “Tenemos que trabajar muy rápido para ganarle al agua que está naciendo por el subsuelo y para que podamos sacar los restos. Algunas ocasiones terminamos sacando una masa de lodo con restos de ropa. Es muy duro ver todo esto”, relata Mía.

Herramientas de trabajo de las buscadoras
Herramientas de trabajo de las madres que buscan a sus hijos desaparecidos en los pozos de agua. Foto: Cortesía

Ella sigue con la búsqueda de su hijo Dorian. De su incursión en los pozos ha rescatado fémures, cráneos y extremidades, todo lo que saca de ahí son cuerpos mutilados.

Mía espera pronto trabajar de manera más estrecha y en coordinación con la Comisión Nacional de Búsqueda para explorar un pozo de 40 metros de profundidad, donde la voluntad de los buscadores y la maquinaria pesada serán fundamentales para extraer los cuerpos que se presume están ahí ocultos. Y así seguirá hasta encontrar a su hijo.

NO FICCIÓN

Los linchamientos en México crecieron 305%… en 4 años

Un informe reciente de la CNDH revela que entre 2015 y 2018 ocurrieron 336 casos de linchamiento, con 561 víctimas

Published

on

Linchamientos México
Vecinos de Iztapalapa colocan mantas advirtiendo que serán linchados quienes sean sorprendidos robando. Foto: Saúl López /CUARTOSCURO

Una horda enardecida propina una paliza a los sospechosos que aún no han sido juzgados por la ley. Algunos no han tenido la suerte de probar su inocencia y en el acto pierden la vida; otros han vivido para contarlo, pero en ambos casos se encontraban en medio de un linchamiento. ¿Quiénes son los culpables de dichos actos? Fuente Ovejuna: quizá todos los presentes.

Según el “Informe especial sobre los linchamientos en el territorio nacional” que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), los linchamientos en México van al alza desde 2015.

El órgano autónomo contabilizó 43 casos reportados en la prensa ese año. En 2016 fueron 59, en 2017 se registraron 60 y 2018 cerró con 174. En total: 336 hechos violentos.

Es decir, que los linchamientos se multiplicaron 305% en un lapso de apenas cuatro años.

“Los linchamientos son actos ilícitos, que constituyen una de las expresiones más graves de la crisis que en materia de inseguridad, violencia e impunidad enfrenta nuestro país”, indica el informe.

Añade que ocurren como consecuencia de la desconfianza en el sistema de justicia y la falta reiterada de cumplimiento y aplicación de la ley. Es entonces cuando los ciudadanos deciden tomar la justicia por propia mano.

El análisis presentado en mayo pasado estudia los linchamientos ocurridos hasta 2018. Sin embargo, en los primeros cinco meses de este año ya se acumulan 67 casos más.

Los linchamientos recopilados por la CNDH se focalizan en 188 municipios del país. Los que más eventos registran son Ecatepec, con 28; Puebla, con 13; Cárdenas, en Tabasco, con 10; Iztapalapa, con ocho y Naucalpan con siete.

Crédito: Staff

El informe indica que el robo es el motivo más frecuente para iniciar un linchamiento. 69% de los 336 casos registrados entre 2015 y 2018 se dio contra presuntos ladrones, 11% contra presuntos secuestradores, 7% contra probables agresores sexuales y el resto contra otra clase de delincuentes.

“El alto porcentaje que presenta el robo, se debe a que en este tipo de delitos es más factible atrapar a la persona en flagrancia, es decir, en el momento justo de la comisión del delito o bien con la evidencia en mano”, indica la Comisión.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Robos ‘patrios’: crece hurto 87% previo a Día de la Independencia

Los linchados

Los 336 casos revisados por la CNDH involucran a 561 víctimas: 523 hombres y 38 mujeres.

Dos de cada diez murieron durante el linchamiento y los otros ocho fueron liberados o rescatados.

Linchamientos México
Intento de linchamiento a un presunto asaltante en la comunidad de Acuitlapilco, Tlaxcala, en diciembre de 2018. Foto: Joaquín Sanluis /CUARTOSCURO

El artículo 17 constitucional establece que ninguna persona puede hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho. Quienes cometen un linchamiento, violan la ley.

Sin embargo, en los últimos años se han acentuado los hechos de violencia colectiva en diversas regiones del país. Cada vez son más los que deciden hacer justicia por propia mano sin que haya una consecuencia penal efectiva que inhiba la repetición de estos actos.

Los linchamientos pueden ser calificados como homicidio calificados, pero la acción colectiva hace que resulte más difícil que alguien levante una denuncia o que se compruebe quién fue el que inició el acto violento.

Motivaciones

Las personas que promueven el linchamiento son motivadas por una realidad o un rumor y, como señala Carlos Monsiváis, “las masas cobran el poder que les da la pérdida del rostro individualizado”. Eso sin contar que los linchados tienen menos posibilidades de salir ilesos del suceso.

El caso más emblemático de un linchamiento en Ciudad de México ocurrió en el año 2004, en San Juan Ixtayopan, Tláhuac. Dos elementos de la Policía Federal fueron quemados vivos y uno más herido gravemente durante un tumulto.

Linchamiento Tláhuac 2004
Integrantes de la Policía Federal Preventiva realizan una guardia en los féretros de sus dos compañeros que fueron linchados y quemados por vecinos de la delegación Tláhuac. Foto: Eunice Adorno/CUARTOSCURO

El último intento de linchamiento que se registró en la capital fue a inicios de septiembre. Ocurrió en la alcaldía de Cuajimalpa.

Un hombre fue retenido por pobladores de la comunidad San Pablo Chimalpa luego de ser acusado de robarse el dinero de las limosnas en una iglesia. El supuesto ladrón fue sometido por los vecinos.

Tuvieron que llegar elementos de la Procuraduría General de Justicia de CDMX para rescatar del linchamiento al indiciado y tras asegurarlo, se inició una carpeta de investigación por el delito de robo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: AMLO prometió ‘abrazos, no balazos’, pero la violencia creció

Seguir Leyendo

NO FICCIÓN

Estas son las 10 colonias de CDMX con más suicidios

La mayor incidencia de suicidio en la capital se presenta en jóvenes de 21 a 25 años

Published

on

Suicidio en Metro Oceanía
Suicidio en el Metro Oceanía el 29 de abril de 2019. Es uno de los 323 casos registrados en la primera mitad del año en CDMX. Foto: Armando Monroy /CUARTOSCURO

De enero a julio de este año, la Procuraduría General de Justicia de la capital inició 323 carpetas de investigación por suicido, de acuerdo con estadísticas del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

Son cinco alcaldías las que concentran la mayor incidencia: Iztapalapa, con 66 casos; Gustavo A. Madero, con 37; Cuauhtémoc, con 27 y Álvaro Obregón y Coyoacán, con 25 cada una.

Las colonias en la capital mexicana con más casos de suicidio son Guerrero, en la alcaldía Cuauhtémoc, y Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, en Iztapalapa, con cinco reportes cada una.

Con cuatro casos, les siguen las colonias Centro y Peralvillo, en Cuauhtémoc, San Miguel Teotongo, en Iztapalapa y San Nicolás Totolapan, en Magdalena Contreras.

El top ten lo completan las colonias Narvarte, en Benito Juárez; Doctores, en Cuauhtémoc; CTM Culhuacán sección VII, en Coyoacán y Cerro de la Estrella, en Iztapalapa.

Las cifras revelan también que 76% de las víctimas son hombres y 23% mujeres. El 1% restante de los casos corresponde a niños menores de 5 años.

La mayor incidencia en Ciudad de México se presenta en jóvenes de 21 a 25 años, con un 17%.

En cuanto a formas más comunes de quitarse la vida, en 27% de los reportes se empleó la ingesta de pastillas, en 13% el ahorcamiento y en 10% se cortaron las venas.

En lo que va del año, el Consejo Ciudadano ha atendido 15 casos de intentos de suicidio en las estaciones del Metro, mismos a los que se les ha dado seguimiento, reportó su titular, Salvador Guerrero Chiprés

“En lo que va del año hemos atendido a 15 personas que han tratado de suicidarse en el Metro. Tenemos dos espacios aquí en la planta baja, donde hay una oferta de atención de emergencia, una de tratamiento posterior y una de seguimiento”, detalló Guerrero Chiprés durante la conferencia “Di sí a la vida”, en el marco del Día Internacional contra el Suicidio.

Aunque no hay un motivo específico para que una persona atente contra su vida, Guerrero Chiprés agregó que las principales causas que motivan el suicidio son la falta de empleo, el luto y padecer una enfermedad mortal.

De acuerdo con los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), correspondientes a 2016, la Ciudad de México tiene una tasa de 4.2 suicidios por cada 100 mil habitantes, ocupando el lugar 24 entre los estados del país.

Seguir Leyendo

NO FICCIÓN

CNDH denunciará a 6 marinos por homicidio de un menor en Guerrero

El órgano autónomo emitió una recomendación por el asesinato de un niño de 12 años por miembros de la Marina

Published

on

Los hechos denunciados por la CNDH ocurrieron el 8 de abril de 2016 en el municipio guerrerense de La Unión

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) documentó que el uso excesivo de la fuerza letal de seis elementos de la Secretaría de Marina (Semar) provocó la muerte de un niño de 12 años.

El suceso ocurrió en la localidad El Aguacate, municipio de La Unión, Guerrero, en el año 2016, de acuerdo con la recomendación 57/2019 que el organismo emitió al titular de la Semar, el almirante José Rafael Ojeda Durán.

Por el hecho, la CNDH interpondrá una queja en contra de los seis implicados ante el Órgano Interno de Control (OIC) de la Marina y los denunciará ante la Fiscalía General de la República.

Los hechos

En su relatoría, la CNDH menciona que el 8 de abril de 2016 los marinos salieron de su sector naval como a la 1:30 pm para realizar un recorrido en los poblados de Lagunillas, Los Llanos, Entronque y El Tibor; recorriendo una brecha de terracería que conducía al poblado El Aguacate, todos pertenecientes al municipio de La Unión, Guerrero.

En su recorrido, lo elementos entablaron un enfrentamiento con hombres armados que iban a bordo de otro vehículo.

A las 2:00 pm, el niño de 12 años y otro menor de edad se dirigían a apagar una bomba de riego en la huerta del padre de la víctima. En ese momento advirtieron que un vehículo de la Semar perseguía a otro con sujetos armados.

Los hombres armados descendieron del auto y corrieron hacia donde estaban los infantes, mientras que los elementos de la Marina bajaron del transporte y dispararon en su contra, privando de la vida a uno de los niños.

Con disparos, elementos de la Marina privaron de la libertad a un menor en Guerrero. Foto: Cuartoscuro. Carlos Alberto Carvajal.

El órgano autónomo advirtió que los marinos no actuaron conforme al Manual de Uso de la Fuerza, “ya que desconocían su contenido y aplicación, y no contaban con capacitación alguna”.

También, indica la CNDH, los militares “incurrieron en falta de diligencia que derivó en el uso excesivo de la fuerza letal, al no ponderar el riesgo al que expondrían a la población de El Aguacate al efectuar al menos 65 disparos”.

La investigación

El día de los hechos, un agente del Ministerio Público del Distrito Judicial de Montes de Oca, adscrito a la Fiscalía General del Estado de Guerrero, inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio en agravio del niño, pero a la fecha continúa en integración.

De acuerdo con el portal de noticias Contralínea, cinco meses después del homicidio, en septiembre de 2016, se inició el procedimiento administrativo ante el Área de Quejas del Órgano Interno de Control en la Semar. No obstante, este fue archivado por la propia autoridad militar por “falta de elementos de prueba para acreditar la responsabilidad del personal de la Marina”.

La recomendación de la CNDH exhorta al actual secretario de Marina a reparar integralmente el daño a los familiares de la víctima, incluyendo atención psicológica y tanatológica, e inscribirlos en el Registro Nacional de Víctimas para que accedan a sus derechos y beneficios.

La dependencia además solicitó capacitar al personal de la Octava Región Naval, sector Ixtapa Zihuatanejo, del vigésimo Segundo Batallón de Infantería de Marina, en materia de derechos humanos, con énfasis en “Principios Básicos”, “Código de Conducta” y “Manual de Uso de la Fuerza”.

Seguir Leyendo

Destacado