:)

CASHTAG

Evasión fiscal, inevitable choque de trenes a la vista

Los empresarios levantan la voz por la pretensión de Morena de legislar contra la evasión fiscal que ya alcanza los 500 mil millones de pesos anuales

Published

on

Empresarios consideran que es un exceso equiparar la defraudación fiscal al nivel de narcotráfico, trata de personas y terrorismo

La Cuarta Transformación tiene frente a sí el reto de ampliar su base tributaria y hacer cumplir las leyes en la materia si quiere obtener mejores resultados en el tema de la recaudación fiscal. Ello conlleva un inevitable choque de trenes entre el gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador y los grupos empresariales del país.

México ocupa el último lugar en recaudación de impuestos de los 36 países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) gracias a los mecanismos de evasión y elusión fiscal empleados principalmente por los grandes contribuyentes.

Los ingresos tributarios de México entre 2013 y 2017 representaron en promedio 13.6% de su Producto Interno Bruto (PIB), esto es, menos de la mitad de la tasa promedio de recaudación de los países que integran el organismo (que fue de 33.4%).

La evasión y elusión de impuestos en México ocasionan pérdidas en la recaudación que oscilan entre 2.6 y 6.2% del PIB, de acuerdo con estimaciones del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado.

La Dirección General de Finanzas de este instituto indica que entre 2014 y 2018 el monto de la evasión fiscal en México por facturas está calculada en 2 billones de pesos, es decir, un monto promedio anual de 500 mil millones de pesos.

El documento “Alternativas para reducir la evasión y elusión de impuestos de las empresas factureras o fantasmas”, señala que el uso de facturas apócrifas ha perjudicado las finanzas públicas y el bienestar económico, al reducir la disponibilidad de recursos que el gobierno puede orientar a cumplir con sus obligaciones constitucionales.

La actual Legislatura del Senado comienza a dar señales de querer hacer algo contra la evasión fiscal. Se han presentado distintas iniciativas que pretenden elevar las penas a las empresas “factureras” o “fantasma”.

También busca tipificar a la defraudación fiscal como delincuencia organizada para que amerite prisión preventiva oficiosa, aunque esto preocupa a algunos especialistas que advierten sobre los riesgos de caer en el “terrorismo fiscal”.

Gráfico: Staf

Todos al ring

La iniciativa de Morena, presentada el pasado 12 de agosto, busca modificar los artículos 187, 167, 192 y 256 del Código Nacional de Procedimientos Penales; el artículo 2 de la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada y el artículo 5 de la Ley de Seguridad Nacional.

La propuesta tiene como objeto “considerar los delitos de contrabando y defraudación fiscal como delincuencia organizada y amenazas a la seguridad nacional, por lo que ameritan prisión preventiva oficiosa”.

El rechazo de los empresarios a la propuesta de tipificar como delito grave la evasión es cada vez más evidente y contundente.

El titular del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar Lomelín, hizo un llamado para desecharla en su totalidad. En días recientes advirtió que si la iniciativa prosperaba, el único afectado sería el contribuyente.

Por su parte, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que la iniciativa convierte a la actividad empresarial en “riesgosa”.

Esta agrupación aglutina alrededor de 36 mil empresarios, responsables de generar 30% del PIB, y la preside Gustavo de Hoyos, personaje que se ha opuesto al gobierno de López Obrador.

“Las empresas formales, que generan empleos y pagan impuestos, enfrentan una grave amenaza a consecuencia de los cambios legales aprobados por el Senado al Código Penal, el Código Fiscal de la Federación, el Código Nacional de Procedimientos Penales, así como a la Ley de Seguridad Nacional y la Ley Federal de Delincuencia Organizada, que cataloga los delitos fiscales como delincuencia organizada”, acusó la Coparmex en un comunicado de prensa.

El organismo asegura que es un exceso equiparar la defraudación fiscal al nivel de narcotráfico, trata de personas y terrorismo en general.

El sector patronal dice estar a favor del combate a la evasión y las operaciones con empresas fantasmas. Incluso, hasta que se aumenten las penas contra quienes incurran en esos delitos.

Lo que rechaza es “que se faculte a la autoridad a equiparar cualquier tipo de defraudación fiscal como delincuencia organizada, debido a que se corre el riesgo de que paguen justos por pecadores”.

En este contexto, el Instituto Belisario Domínguez, dependiente del Senado de la República, publicó el sábado pasado un estudio sobre el problema que significa la evasión de impuestos para las finanzas públicas.

Un día después el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, presentó ante el Congreso de la Unión el paquete presupuestal 2020, que prevé aumentos en algunos impuestos que parecen estar en línea con su idea de promover una reforma fiscal que contendría las modificaciones legales para enfrentar el fenómeno de la evasión fiscal de los grandes contribuyentes.

Así evaden impuestos

Los grandes contribuyentes tienen distintas formas de pagar al fisco menos de lo que deben.

Una forma son las operaciones simuladas que consisten en generar facturas por intercambios comerciales que no se realizaron para posibilitar la reducción del pago de impuestos, ya sea por IVA, ISR o ambos.

Para evadir el IVA, los contribuyentes generan saldos a favor que compensan contra el mismo impuesto e incluso les permite solicitar la devolución de un IVA inexistente.

Para reducir el ISR declaran mayores gastos, lo que disminuye la base gravable de ese impuesto. En el extremo, las empresas declaran pérdidas para no pagar el ISR por varios periodos.

Y hasta diciembre de 2018, a través de la compensación universal, los grandes contribuyentes compensaban el IVA con el ISR y las retenciones a sus trabajadores.

Esta compensación se suprimió con la llegada de la administración de López Obrador y la aplanadora de Morena al Congreso.

Facturas apócrifas

El documento elaborado por el Instituto Belisario Domínguez del Senado señala que el uso de facturas apócrifas ha perjudicado las finanzas públicas y el bienestar económico de la sociedad, aquí algunos datos:

  • 8% del PIB representó para los países de la Unión Europea la evasión y elusión fiscal en 2013, aproximadamente un billón de euros.
  • 2.3% del PIB representó para Estados Unidos la evasión y elusión fiscal en 2013, equivalente a 385 mil de millones de dólares.

CASHTAG

Mexicanos trabajan en exceso y sin vida social

Nuestro país se colocó en el penúltimo lugar de 40 analizados en el Índice de Balance Vida-Trabajo de la OCDE, con una calificación de 1.1 de 10 puntos

Published

on

Jornadas de trabajo

De 40 economías estudiadas, México es la segunda peor calificada en cuanto al balance entre trabajo y vida personal de sus habitantes, sólo con un mejor resultado que Colombia. 

El Índice de Balance Vida-Trabajo para México se colocó en 1.1 de 10 puntos (una calificación más baja significa un menor grado de equilibrio), situación que refleja los grandes desafíos que encuentran los trabajadores para combinar su bienestar individual y social con el éxito y la productividad laboral.

Este índice, calculado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), se ubicó en 0.9 para Colombia, que enfrenta problemáticas laborales muy similares a las de México. Para Chile, el resultado fue significativamente mejor con un índice de 5.0 puntos, lo que refleja una situación laboral más flexible para su población ocupada.

Equilibrar las actividades laborales con las personales es un aspecto esencial para el desarrollo de las personas. De acuerdo con el organismo internacional, un país con un balance bajo de estos factores refleja múltiples desafíos para los trabajadores de construir una sociedad más igualitaria y de mantener su bienestar individual.

En México, cerca de 29% de los trabajadores tienen jornadas excesivas de trabajo, esto es, 18 puntos por encima del promedio de los países miembros de la OCDE (11%), esto implica que poco más de una cuarta parte de los mexicanos ocupados están imposibilitados de realizar actividades extra.

Siguiendo el análisis de la OCDE, las problemáticas derivadas de los trabajos con jornadas extensas pueden ir desde los descuidos y la desatención familiar hasta implicaciones más severas como enfermedades, estrés y ansiedad. Los horarios muy largos o nocturnos también pueden exponer a los trabajadores a ser víctimas de la inseguridad o delincuencia.

El hecho de que los hombres tengan jornadas más largas que las mujeres profundiza la desigualdad de género, no sólo en el ámbito laboral, también en el familiar, debido a que las actividades domésticas y de cuidados recaen en las mujeres.

Necesario, proteger los derechos laborales

La OCDE enfatiza que para mejorar el bienestar de la población es necesario impulsar políticas públicas que garanticen sus derechos laborales. Especialmente, que se incentive el mercado de empleo formal para extender las prestaciones laborales a todos los ocupados, así como la detección y sanción de prácticas que violenten laboralmente a los empleados. 

Otro aspecto necesario es extender la perspectiva de igualdad en el mercado laboral y la no discriminación. En este sentido, se busca que las mujeres tengan igualdad de oportunidades que los hombres para acceder a puestos de alto rango; y que los hombres tengan la misma posibilidad que las mujeres de dedicar tiempo a las labores domésticas y de cuidados a través de licencias de paternidad extendidas. 

Las políticas públicas también deben enfocarse en otros grupos vulnerables como los jóvenes, los indígenas o las personas con capacidades distintas, no sólo incentivando su integración en el mercado laboral, también garantizando una relación adecuada entre jornadas e ingresos. 

Con información de El Economista

Seguir Leyendo

CASHTAG

¿Reforma fiscal en 2022? Estos son los retos que enfrenta

México requiere una reforma fiscal que aumente su nivel de recaudación y sea más equitativa

Published

on

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera y el subsecretario, Gabriel Yorio. Crédito: Rogelio Morales /CUARTOSCURO

El subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, confirmó este lunes 7 de octubre que la dependencia ya tiene luz verde del presidente Andrés Manuel López Obrador para trabajar en la creación de una nueva reforma fiscal, que tentativamente se aplicaría en 2022.

La noticia sobre la creación de esta reforma ya rondaba en los pasillos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) desde agosto, pero sin la seguridad del respaldo presidencial, que se mantenía en su promesa de no aumentar los impuestos.

México es uno de los países dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que más requiere aumentar su nivel de recaudación fiscal. Mejorar la posición del país en lo que se refiere a recaudación tributaria es el principal reto de una eventual reforma.

De acuerdo con los últimos datos del organismo, correspondientes a 2017, la recaudación tributaria de México equivale a 16.2% de su Producto Interno Bruto (PIB) cuando el promedio de los países de la OCDE es de 34.2%, más del doble. Incluso en otros países de Latinoamérica, como Brasil o Argentina, la recaudación oscila entre 30 y 32% de su PIB.

Lograr cerrar esta brecha es uno de los mayores retos que tiene el gobierno federal, especialmente porque frente a los altos niveles de informalidad, elusión y evasión de impuestos, la población no tiene como costumbre el pago tributario.

Tras la reforma fiscal de 2014, la última que se llevó a cabo, el actual subgobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel, advertía que “el sistema fiscal tiene tantos agujeros que permiten la evasión” y resulta tan difícil la supervisión por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT), que los contribuyentes terminan no pagando impuestos.

El gobierno federal actual intenta cerrar la mayoría de estos agujeros antes de presentar su iniciativa de reforma. Una de las acciones más polémicas que ha planteado es la penalización de la evasión fiscal como si fuese crimen organizado.

Dicha propuesta ya fue aprobada en el Senado pero aún puede ser modificada en la Cámara de Diputados, especialmente ahora que el sector privado tiene el aval presidencial para cabildear en busca de matizar los castigos, según se informó tras una reunión que sostuvieron ambas partes el lunes 7 de octubre.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Estos son los impuestos que Hacienda planea cobrarte en 2020

Reforma más equitativa

Además de combatir la evasión y la elusión, la forma en que se modificarán los impuestos es crucial, especialmente si el gobierno busca una reforma fiscal más “equitativa”, como mencionó el subsecretario Gabriel Yorio.

Al respecto, el economista Fausto Hernández Trillo, escribía hace unos meses que hacer modificaciones en el Impuesto Sobre la Renta (ISR) para personas físicas o morales no era una opción viable para la reforma fiscal.

Primero, porque en la actualidad las personas físicas que pagan ISR, es decir todos los trabajadores formales, ya llevan la mayor carga tributaria al ser contribuyentes cautivos. De modificar este impuesto, la clase media sería la más afectada, pues la clase alta tiene mayor probabilidad de hallar la manera de eludir los impuestos.

En segundo lugar está la intensa competencia que existe a nivel internacional por atraer empresas. En este caso, México enfrenta una fuerte presión tras la reforma fiscal de Donald Trump en 2017, que logró reducir el ISR de las personas morales en Estados Unidos de 35% a 15% de sus ingresos, haciendo a ese país más atractivo para la industria privada.

El especialista menciona que hay otros rubros que sí podrían incrementarse, como el impuesto predial, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y el mayor de todos, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a una tasa del 18%, principalmente porque es el más sencillo de recaudar. Aunque, advierte Hernández, tiene el problema de afectar en mayor medida a los estratos más bajos y no es el más popular a nivel político.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Evasión fiscal, inevitable choque de trenes a la vista

Seguir Leyendo

CASHTAG

HP despedirá a 9 mil empleados en todo el mundo

La estrategia se debe a un plan de reestructuración de la empresa que iniciará a partir del año 2020

Published

on

hp edificio

Debido a un plan de reestructuración que iniciará a partir del año fiscal 2020, Hewlett Packard (HP) reducirá su plantilla laboral y en un plazo de tres años despedirá entre 7 y 9 mil trabajadores en todo el mundo.

Esta decisión es producto de una caída representativa en las ventas de computadores, impresoras y cartuchos de impresión que obligó a la compañía a redefinirse con miras al futuro. HP estima que este recorte les permitirá ahorrar cerca de un billón de dólares en los próximos tres años, recursos que apalancan la renovación de la empresa.

“Se abre una nueva etapa para HP”, dijo el ejecutivo español Enrique Lores —quien asumirá el próximo 1 de noviembre el cargo de consejero delegado— en la presentación del plan estratégico que empezará a aplicar cuando tome las riendas de la compañía.

El nombramiento de Lores se hizo en agosto pasado. Sustituirá a Dion Weisler, que se puso al frente cuando la división de consumo se separó de los servicios para empresas y servidores.

Según Lores, la reinvención de HP le apunta a dejar de ser un simple fabricante de hardware. Propone diversificar su portafolio para no depender de la venta de equipos, negocio en el que los ingresos caen exponencialmente.

HP va a apostar al desarrollo de software y de servicios para competir con grandes actores en ese mercado como Apple y Google

El ahorro obtenido con la reducción de la plantilla se invertirá en apuntalar la transición hacia el nuevo modelo de negocio. Lores expresó que los empleados afectados cesarán su relación laboral con la empresa a través de una combinación de salidas de empleados y jubilación anticipada de forma voluntaria.

De acuerdo con cálculos de la compañía, el proceso de reestructuración de HP requerirá una inversión de mil millones de dólares: 100 millones durante el cuarto trimestre de 2019, 500 millones en año 2020 y el resto entre los años 2021 y 2022.


Seguir Leyendo

Destacado